viernes, 27 de mayo de 2016

Posturas inadecuadas en tu puesto de trabajo


Con el paso de los días es normal ir adquiriendo posturas incorrectas en tu puesto de trabajo, que se adoptan de forma inconsciente pero que a la larga generan patologías en diversas partes del cuerpo y que por tanto se deben evitar.

Las más comunes:


  • Sujetar el teléfono entre el hombro y el cuello.
Suele ser una de las posturas más frecuentes en el entorno administrativo que se produce al atender una llamada a la vez que se realiza alguna gestión en el ordenador.
La realización frecuente de esta postura podrá producir contracturas o puntos miofasciales (puntos de dolor o punto gatillo) en diversos músculos de la zona alta de la espalda o en la musculatura cervical posterior.
Esto se va a reflejar en dolor en la zona del cuello y parte alta de la espalda.
Debe evitarse esa postura. Si tu trabajo precisa de simultanear la atención telefónica con la gestión en el ordenador durante varias horas al día, debes comunicarlo a tu servicio de vigilancia de la salud que debe valorar el empleo de un equipo manos libres.

  • Apoyo de las piernas en las patas de la silla.
También es una postura frecuente y muchas veces inconsciente.
Podría generar la compresión del paquete vasculo-nervioso del hueco poplíteo, afectando a las ramificaciones del nervio ciático, produciendo parestesia (dolor irradiado) hacia los miembros inferiores.
Se debe evitar mantener esa postura durante mucho tiempo. Si no se tiene un correcto apoyo de los pies en el suelo después de regular la altura de tu silla, se debe emplear un reposapiés.

  • Pantalla Lateral
Una incorrecta configuración de tu puesto de trabajo con la colocación de la pantalla en un ángulo de 45º o más respecto a la frontal, puede producir diversos trastornos patológicos, como por ejemplo en el músculo esternocleidomastoideo (ECM) o también en los escalenos.
En casos puntuales puede llegar a producir el síndrome del desfiladero toráxico, que se produce cuando los nervios que pasan por el plexo braquial se comprimen y producen parestesia de los miembros superiores.
Suele general dolor en el cuello que irradia hacia los miembros superiores lo que denominamos generalmente cervicobraquialgia.
Si por cuestiones de espacio o atención al público debemos dejar una zona frontal despejada, el trabajador debe alinearse frontalmente a la pantalla, evitando la lateralidad permanente.

 

Revisa tu puesto de trabajo.
 

En especial si ya se presenta alguno de estos síntomas, revisar el puesto de trabajo y las posturas que se adoptan y si es preciso corregirlas.

0 comentarios:

Publicar un comentario